Un tratamiento con Espíritu Humano (Logoterapia y Prevención de Recaídas)

10 Sep

Desde nuestra visión integral de la persona la vemos desde: 1- Lo biológico (neuroadaptación y síndrome de abstinencia, herencia y  comorbilidad desde lo fisiológico), 2-Lo psicológico (Mecanismos defensivos, creencias irracionales, máscaras sociales, conflictos con pasado, presente y futuro, manejo de la reincidencia en el consumo y comorbilidad desde lo psicológico), 3-Lo social (sistemas de apoyo familiar, laboral, recreativo, amistades), 4- Lo espiritual humano (la actitud libre y responsable y los valores que guíen una vida con sentido de dirección y significado existencial).

Desde esta última dimensión del espíritu humano, impartimos el “Grupo terapéutico Logoterapia”, enfoque psicológico desarrollado por el Dr. Víctor Frankl. Se parte del supuesto de que la adicción es un lugar de expresión del vacío existencial, al cual se llega por la frustración existencial que genera un estilo de vida basado en valores materialistas de poder (dinero, status) y placer (sexo, drogas), lo que provoca un pseudo sentido y una especie de ceguera ante los valores espirituales de sentido. Buscamos que el consultante logre reconocer su vacío existencial y encuentre a plenitud su autorrealización en la responsabilidad, la libertad personal y la consecución de valores de sentido, los cuáles son: 1- Creación (Crear y dar al mundo), 2- Experiencia (Experimentar goce sano y recibir del mundo) y 3- Actitud (Aprender a responsabilizarse con dignidad y actitud sobre la vida en su condición de persona dependiente a drogas).

 Ofrecemos como terapia el “grupo de sentido”, desarrollado por el Dr Efrén Martínez (2002) cuyo propósito es orientar al consultante en el análisis existencial de su estilo de vida trabajando los tópicos: responsabilidad, determinismo-libertad, sentido del sufrimiento, sentido de la vida, optimismo trágico, supra sentido, entre otros. También se ofrece el “grupo de derreflexión”, desarrollado por la Dra Elizabeth Lukas que busca generar optimismo y romper con la visión de túnel fatalista en las personas, a través de la identificación de “huellas de sentido” que son aquellas experiencias y vivencias positivas, en el pasado, presente o futuro, que dan significado y sentido de dirección a la vida. Recientemente estamos introduciendo la terapia “círculos de diálogos existencial” desarrollada por el Dr José Arturo Luna (2011), cuyo objetivo es buscar una comunicación existencial significativa, con sentido, que tiene que ver con las grandes preguntas y vivencias que la vida le plantea al ser humano y que la persona puede asumir (el amor, la solidaridad, el dolor, los valores, la alegría, la libertad, entre otros).

Otra terapia que impartimos en nuestra clínica, es el “Grupo Terapéutico de Habilidades de Prevención de Recaídas Cognitivo-conductual”. Desde el enfoque cognitivo-conductual desarrollado por Allan Marlatt (1985), se entrena al beneficiario en tres dimensiones: 1-La identificación y manejo adecuado de “situaciones de alto riesgo o disparadores de ansiedad de consumo”, a través del entrenamiento en asertividad, reconocimiento de disparadores, manejo del estrés, relajación, resolución de conflictos y toma de decisiones, entre otras habilidades.   2-La reestructuración y reconocimiento de creencias favorecedoras del consumo (expectativas positivas, creencias autoderrotantes, toma de decisiones, atribuciones erróneas de causalidad y mecanismos defensivos) y 3-El establecimiento de un estilo de vida balanceado (entre deberes y placeres incompatibles con el problema).  Se busca que después del cambio inicial en tratamiento residencial, el paciente refuerce y mantenga sus habilidades de autocontrol cognitivo y conductual, a través del conocimiento científico de los patrones cognitivos y conductuales que las personas con dependencias tienden a repetir, de modo que logren manejar ese ciclo dañino (que a la vez es indicador de un déficit de aprendizaje de los errores pasados).

La visión integrativa de nuestra institución, siguiendo las tendencias mundiales de tratamientos de avanzada, permite fusionar diferentes enfoques, que aunque aparentemente contradictorios, en la práctica terapéutica, clínica y grupal, se complementan y refuerzan el impacto sobre las personas, en su afán de encontrar respuestas funcionales, eficientes, eficaces, científicas y con sentido sin perder humanidad.

   M.Sc Javier Eduardo Vindas

    Psicólogo Clínico