Prevención de recaídas

Desde el enfoque cognitivo-conductual desarrollado por Allan Marlatt, se entrena al beneficiario en la identificación y manejo adecuado de "situaciones de alto riesgo" (SAR), la reestructuración y reconocimiento de creencias favorecedoras del consumo (expectativas positivas, creencias autoderrotantes, toma de decisiones, atribuciones erróneas de causalidad y mecanismos defensivos) y el establecimiento de un estilo de vida balanceado. Se busca de después del cambio inicial en tratamiento residencial que el paciente refuerce y mantenga sus habilidades de autocontrol cognitivo y conductual.

No comments yet.

Deja un comentario