Cómo abordar el Trastorno Límite de la Personalidad con la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) y la Terapia Racional Emotivo Conductual (TREC)

11 May

La características principales de una persona con trastorno límite de la personalidad, también conocido como Borderline incluyen un patrón de relaciones interpersonales y afectividad  inestables, impulsos de autolesión, enfado intenso, amenazas repetidas de suicidio, trastorno marcado y persistente de identidad, sentimientos crónicos de vacío o aburrimiento, esfuerzos para evitar el abandono real o imaginado, enfado inapropiado e intenso o dificultad para controlar la ira, episodios intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad que generalmente duran unas horas y, rara vez, más de unos días, entre otros. (Asociación Americana de Psiquiatría, 2013)

Haciendo referencia al artículo de (Errasti Pérez & Quiroga Romero, 2001), el Trastorno Límite de la Personalidad puede tratarse con la Terapia de corte Cognitivo Conductual, ya que se considera un método altamente eficaz, dado en cuenta los avales científicos que posee.

En Proyecto Nova se trabaja con este modelo, en donde se realizan intervenciones tanto cognitivas como conductuales, la cual tiene como propósito reducir el malestar        o la conducta no deseada, desaprendiendo lo aprendido o proporcionando experiencias de aprendizaje nuevas, más adaptativas.

Además, se utilizan técnicas de Reestructuración Cognitiva utilizando la Terapia Racional Emotivo Conductual (TREC) la cual se basa en la idea de que tanto las emociones como las conductas son producto de las creencias de un individuo y de su interpretación de la realidad y ofrece un método de pensamiento racional para ayudar a la gente a disminuir sus problemas emocionales y llevar una vida más plena y satisfactoria.

Asimismo, se trabaja la persona sus problemas de dependencia emocional para que aprenda a guiarse por sus propios valores y opiniones. Se le enseñan técnicas para el manejo del estrés, la ansiedad y la frustración con un entrenamiento profundo en relajación y visualización positiva. Se busca combatir las ideas suicidas y los intentos de autolesión, promoviendo un aumento de su autoestima.

Por último, como se menciona en el artículo de (Ellis, 1994) el trastorno puede tratarse con una psicoterapia que incluya técnicas de entrenamiento en habilidades sociales, comunicación asertiva, aumento de la tolerancia a la frustración, aceptación incondicional y entrenamiento en resolución de problemas.

 

Licda. Yael Cogut

Psicóloga Clínica

Proyecto Nova

 

Bibliografía

Asociación Americana de Psiquiatría. (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Chicago, EEUU.

Ellis, A. (1994). El tratamiento de las personalidades límite con terapia racional emotivo conductual. Revista de Toxicomanías (RET), 15-26.

Errasti Pérez, J. M., & Quiroga Romero, E. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para los trastornos. Revista anual del Colegio de Psicólogos del Principado de Asturias., 393-406.